Al rescate de la Sierra de Sonora: Alejandro Corrales

2018-08-27

Por Alan Castro

 

En la parada del autobús un joven frunce el ceño ante el fuerte sol, el calor y la lluvia han sofocado el mes de agosto, sin embargo no hay opción de quedarse en casa a descansar, hay que estudiar. Cuando llega el camión, sube y por suerte encuentra algunos lugares vacíos, se sienta justo en la ventana para que le pegue el aire apenas fresco de la mañana.

Cruzando el puente de la salida norte de Baviacora corre el arrollo, lenta pero constantemente, señal de que sigue lloviendo en la sierra, entre cerros y pastizales una carretera angosta guía el camino del autobús, hasta a Banamichi se hace casi la hora de camino, si por suerte no se descompone el camión.

El joven en la ventana ve a lo lejos el primer pueblo, niños le hacen la parada al camión, mientras otro niños descalzos los despiden, ellos no tienen la oportunidad de estudiar, pero desde pequeños saben lo que es trabajar y contar, La Estancia se pasara rápido y Aconchi es el siguiente lugar, donde más jóvenes habrán de abordar.

Mientras siguen el camino hacia el norte, aquel joven se pierde entre entre las lejanas nubes y empieza a pensar en su futuro, un bache en el camino lo regresa al presente y se persigna en señal de confianza, el entronque a San Felipe apenas se puede ver, ya no hay asientos vacíos y se empiezan a llenar los pasillos de aquel viejo camión.

Un tambaleante letrero oxidado da la bienvenida a Huépac, mientras una nube hace tregua con el sol, en el autobús ya no cabe nadie y ya hace más calor adentro que afuera, pero el camión va lleno de jóvenes, de alegría, de diversión, la carretera a Banamichi corre en paralelo al Río Sonora, verdes y frondosos arbustos alrededor.

Ese mismo joven, encuentra la delgada sombra de un poste de luz, es el mismo sol, pero este día es el primer día de universidad en la capital, cuando sube el camión el ánimo es distinto, cada paso es de superación, cada renglón es un libro, cada consejo una enseñanza y cada logro en el camino, lo hace sentir un campeón.

El joven Alejandro Corrales Félix recuerda con nostalgia su etapa de juventud, su compromiso social y convicción de servicio lo llevan todas las semanas a regresar a la sierra de Sonora, donde con su Asociación Jóvenes Agentes de Cambio rescata a los jóvenes de los vicios y les da un motivo para soñar.

Esta es la historia de un joven que está uniendo a los pueblos de la sierra de Sonora y está cambiando el entorno que él vivió, pero lo que es más importante, está cambiando la realidad de muchos jóvenes que hoy encuentran la motivación de superarse y ambicionar ser más de lo que les depara el destino.

Tuve la oportunidad de conocer a este joven hace muchos años, recientemente lo entrevisté sobre el trabajo que está haciendo desde su asociación, donde da testimonio de cómo nace su agrupación y cómo escribe su historia, y la de muchos jóvenes de los pueblos olvidados del estado, pero quiero que ahora él cuente su historia.

 

¿Cómo nace este proyecto de Jóvenes Agentes de Cambio?

Nace con algo personal, yo soy de Baviacora, donde hay poco menos de seis mil habitantes, tenemos que ir a la preparatoria hasta Banamichi a 45 minutos de distancia y en el camión para ir al Cecytes íbamos entre 40 y 50 jóvenes, de los 12 a los 17 años de edad, ¿y que había en ese entonces para los jóvenes en Baviacora?, un presidente que te pueda gestionar un balón, lo que aprendes en la escuela, que es bueno, lo que puedes aprender, en mi caso, de ser católico en la iglesia, pero yo creo que me faltó algo y nunca descubrí, a lo mejor me hubiera inclinado por ser boxeador, cantante, empresario a muy corto plazo, que sí emprendimos ciertos negocios sin embargo fracasamos por falta de motivación o lo que tú quieras, tú sabes que un buen apapacho va a significar algo y sobre todo una mentoría.

Cuando nosotros emigrábamos a la capital de Sonora a estudiar y superarnos, vine a estudiar administración publica, me quedé con unos tíos y comencé a aspirar a cosas que no aspiraba antes, porque comencé a conocer, yo decía quiero ser como esta persona, me quise comer Hermosillo y luego el mundo, entonces gracias a diferentes mentores que tuvimos fuimos canalizando todas esas energías y fuerzas que traíamos, fuimos acreedores en 2014 al Premio Estatal de la Juventud, siempre nos ha gustado lo que es el compromiso social, eso es algo que siempre he traído ayudar al prójimo y después que terminamos nuestros estudios hicimos una iniciativa en la cual ganamos un reconocimiento a nivel nacional por el Instituto Nacional Electoral, innovamos en la participación de hacer políticas en las elecciones 2015, hicimos desayunos con candidatos a puestos de elección popular.

Después de las elecciones no había nada qué hacer y te quedas en un abismo de ahora qué hago, nunca nos ha gustado estar en horario establecido, que no es malo, sin embargo somos muy inquietos y decidimos emprender un proyecto el cual ayudará a más personas, porque en su momento nos sentíamos muy agradecidos con Dios, con el universo, por haberme permitido estudiar una carrera o por haberme permitido hacerme acreedor a un reconocimiento, entonces comenzamos con este proyecto De Jóvenes Agentes De Cambio, obviamente comenzamos en un municipio en Suaqui Grande el 28 de septiembre del 2015, este proyecto tenía en su momento como objetivo uno, hacer personas de excelencia, y dos, activar a todo ese capital de jóvenes de los 12 a los 17 años, secundaria y preparatoria, a esa edad porque ya con la experiencia de tres años de trabajo nos dimos cuenta que es el punto de quiebre, o eres muy bueno o eres muy malo en ese entonces.

Regresando a mi testimonio de Baviocora, como te digo a mí y a muchos amigos nos hicieron falta que gente nos inspirara a ser campeones de la vida, a ser empresarios y fundamos Agentes de Cambio con esa intención: uno, sembrar responsabilidad social y compromiso social de los jóvenes de la sierra de Sonora y dos, llevar testimonios de éxito, qué a todo dar que alguien como Edmundo Tello, Güero Valenzuela, campeón mundial de artes marciales mixtas, puedan ir a inspirar estos jóvenes, de ahí comenzamos a ser una nueva inspiración para estos jóvenes.

 

También impactas a la comunidad, no solo a los jóvenes sino a su entorno…

Ahorita  te lo puedo decir con claridad que sí, porque te voy a poner un ejemplo muy romántico que me gusta mucho, veíamos una pared y pasábamos todos los días por ahí y ya le tenía el ojo y decía, vamos hacer algo ahí, entonces junto con los Agentes De Cambio en Huásabas pintamos la pared de cierto color y después le dibujamos un corazón y ahí en Huasabas hay algo que se llama INAPANM, que es algo para los adultos mayores, el presidente municipal y la primera dama han impulsado mucho este tema de adultos mayores, de jóvenes y niños. Juntos hicimos un mural: arriba tiene la mano de los adultos mayores y la fecha, en la mitad la mano de los jóvenes y hasta al final tiene las manos de los niños, ese mural explica que obviamente los de arriba son las personas que nos dejaron Huásabas como está, los del medio tenemos la oportunidad de ser mejor comunidad que los de enfrente pero te pregunto y se escucha cruel pero es a lo que vamos, imagínate cuando un adulto mayor se muera, lo que va sentir el joven, además de compromiso va a recordar ese momento en el cual juntos pintamos ese mural y ese mural es un mural de esperanza, de decir a la sociedad si los jóvenes y los niños ya estamos haciendo algo, ustedes como padres, como hombres y madres pueden también realizarlo.

Además de ese tipo de conciencia que hemos realizado, hemos hecho trabajo de limpieza en arroyos que la misma gente tira basura, vamos y le tocamos a la gente y hacemos que firmen un papel y les decimos, mira en este papel estamos firmando un compromiso, hagámoslo por San Javier, hagámoslo por Suaqui Grande, nos ven en una brigada de limpieza y los invitamos a que salgan a vernos, vamos generando este tipo de conciencia y yo creo que el simple hecho de que los papás puedan llegar a su casa  y les puedan contar “oye conocí a Edmundo Tello, un joven que inventó una prótesis robótica para ayudar a niños que no tienen mano a que tengan”, ya estás cambiando el contexto y tenemos muy buenos resultados, hemos forjado toda una nueva generación de jóvenes que en su momento van a ser los futuros cantantes, atletas, humanos de excelencia que le den grandeza a la región de la sierra.

 

Has emprendido una serie de olimpiadas culturales y deportivas…

Las olimpiadas juveniles te puedo decir que son como el corazón de Jóvenes Agentes De Cambio, donde buscamos muchísimas cosas, una de ellas es evidentemente desarrollar el potencial que existe en cada joven pero además unir a la sierra de Sonora, es muy sencillo decirte Huásabas y Ónavas pero de Huasabas a Ónavas existe una diferencia de nueve horas por carretera, es muy sencillo decirte Suaqui Grande y Granados y existe una cantidad de horas de distancia, ahora los jóvenes no solamente son amigos en Facebook de Huásabas y de Suaqui o viceversa de Ónavas a Granados o de Bacanora a San Javier, existe una hermandad entre ellos porque estos ocho municipios no solamente han trabajado por el bien común en su entorno, sino ahora se juntan cada seis meses a intercambiar lazos de amistad, imagínate si logramos conectar a toda esta generación de jóvenes que estamos impulsando que desarrollen su potencial humano en su momento se van a poner de acuerdo para darle grandeza lo que es la sierra de Sonora.

Y sobre todo uno de los retos más grandes de esas olimpiadas, nosotros ponemos cuatro, cinco competencias o festivales culturales y artísticos para que el joven pueda explorarse en sí mismo, cuando llegué a la sierra vi a un chavalito que era súper bueno para la guitarra y le pregunte si componía canciones y me dio una negativa tremenda, “yo jamás voy a componer”, entonces hicimos el primer evento artístico cultural y ahí nació, ese primer evento fue en Huásabas, Sonora, se inscribieron 17 grupos, 17 diferentes autorías, jóvenes de los 15, 17 años ya componiendo y le damos de premio que puedan venir jóvenes de Ónavas por ejemplo a expresar y a presumir su canción en un medio de comunicación como el tuyo, imagínate lo que significa para su comunidad y para él, le marca su vida por siempre, eso es lo que buscamos con las olimpiadas juveniles, crear una identidad.

Ahora con el tema del box, tú sabes que golpes son golpes y si te dan te duele y no solamente en la cara o en el estomago, en el alma también, ¿cómo estamos eliminando el ego? ¿Cómo estamos eliminando todo aquello que no puedes controlar emocionalmente? Arriba del ring, porque nosotros le enseñamos que arriba del ring se enfrentan con sus propios demonios y que ellos si no se dominan jamás van a dominar, entonces ganes o pierdas tienes que sentirte honrado, respetar al que te ganó, le estamos enseñando múltiples valores que ellos van aplicar en su vida, porque ya los están aplicando en una competencia; y el objetivo del box es unir a los jóvenes en fraternidad por medio del ring y se agarran un aprecio porque al final de cada combate se abrazan, se dan la mano, se bajan y se toman la foto, yo creo que con eso sí estamos formando una nueva generación.

 

¿Los presidentes municipales están jalando con la asociación?

Todo empieza con la visión, puedes tener múltiples visiones y de los diez planes, uno va a encajar y hemos ido buscando cómo encajar y cómo hacer una alianza estratégica en la cual todos ganemos, cabildeamos estas cinco olimpiadas con cada alcalde anfitrión nos sentamos y le decimos lo que tiene que poner y la organización pone esto, los mismos alcaldes que apoyan a nuestra organización también ponen una partida, un apoyo por más mínimo o máximo que sea entre 50 y 60 apoyos que recibimos se hace una olimpiada. Yo creo sinceramente que si no fuese por la voluntad, la credibilidad de los alcaldes de querer una mejor sierra nada de esto sería posible, hemos tenido un respaldo grandísimo de todos los presidentes municipales, entonces creo que esos alcaldes Jóvenes Agentes de Cambio y un servidor hemos ido impulsando todo este movimiento.

 

¿Qué sigue para la asociación? ¿Para dónde va?

Sacar los últimos cuadros de esta generación, le estamos llamando un cierre generacional porque a mí me gustaría que cerráramos con la primer generación de Jóvenes Agentes de Cambio 2018-2021, hacer la segunda generación con la segunda generación de alcaldes para poder tener una gran diferencia, basarnos en lo que nos funcionó, aplicar eso que nos funcionó e ir ampliándonos, quiero ir a Átil, a Tubutama, quiero ir Soyopa, quiero ir a Tecoripa, Yécora, quiero ir a todos los lugares donde no hemos podido estar como tal, tenemos muchas aspiraciones de dividir el estado en cinco zonas y poder llevar nuestra filosofía porque hemos tenido muy bonitos resultados.

Un alcalde me decía en corto y en mucha confianza: “Alejandro, Jóvenes Agentes de Cambio me ha cambiado a mí en la manera de ver, gobernar y ver a la juventud”, un amigo miembro de Agentes de Cambio me dijo “me voy a tatuar Jóvenes Agentes de Cambio porque me ha enseñado a mí”, evidentemente estamos casi obligados a seguir con quien se deje, la chamba que viene ahora es sentarnos con cada presidente municipal entrante, decirle lo que necesitamos para trabajar y que venga lo que tenga que venir, a donde tengamos que ir.

 

¿Pero vienen más generaciones de agentes de cambio?

Es lo que estamos esperando, es lo que estamos planeando ahorita, ya nos sentamos con la mayoría del equipo, tenemos un plan de expansión, necesitamos mas personas que asuman esta responsabilidad que un servidor tiene de ir una vez a la semana, dejar de hacer muchas cosas, al final de cuentas tienes que ser ejemplo y si tú no puedes decirle a alguien deja de hacer esto porque lo haces obviamente no eres bienvenido, pero aquí le damos la bienvenida a todas aquellas personas que quieran hacer un cambio en su entorno como líderes y coordinadores de agentes de cambio, porque los necesitamos y no podemos hacer todo, ahorita sí tenemos esa vacante y hacemos un llamado a aquellas personas que sean intensas, obsesivas, extraordinarias en hacer que pase lo mejor para Sonora.

 

Se acaba realizar la quinta olimpiada juvenil de JAG, ¿cuántos jóvenes participaron?

En esta olimpiada participaron alrededor de siete participantes, los ganadores se llaman los del Imperio de Sahuaripa, Sonora y déjame comentarte que se llevaron todas las canicas, se inscribieron en canto y lo ganaron, se inscribieron en cantautores y la ganaron, ahora somos tan transparentes en Jóvenes Agentes de Cambio que el presidente del jurado calificador es autónomo a la organización, obviamente miembro, nos ayuda en estos eventos, el es Ángel Rosas, es un cantante de género regional mexicano que le entiende, Fany Chávez es una modelo mundial, acaba de ganar la embajadora de la paz a nivel mundial, el Güero Valenzuela, campeón mundial de artes mariales mixtas, el rapero Token One y Alexis Robles que es un actor sonorense, ellos seleccionan a cada ganador cada seis meses.