El PRI está más vivo que nunca de cara al 2021: Ernesto de Lucas  

2019-01-07

+ Gilberto Gutiérrez es el menos indicado para asumir un costo político de los pasados resultados electorales, tiene un liderazgo sólido al frente del PRI en Sonora

 

+ Para el PRI ser oposición no necesariamente implica estar en contra de lo que determine la autoridad, más allá de ser un obstáculo debe ser una ‘posición’ responsable

 

+ Definitivamente la parte de funcionario del Gobierno del Estado es un ciclo que ya se cerró, no me veo en la administración estatal, ha habido muchos rumores

 

+ Siento que donde pudiera apoyar mucho más, sería en un lugar que requiere de unidad, un profundo análisis y de una autocrítica al propio gobierno, el partido

 

+ Me encantaría volver a hacer política partidista, hoy el partido lo requiere y debemos sacar la casta los que realmente estamos comprometidos con el PRI

 

+ Hay una gran oportunidad de demostrar desde la trinchera partidista y ser claros, que ni todos los priistas son corruptos, ni todos los corruptos son priistas

 

+ Siempre me he considerado un hombre de retos, y creo que como nunca el PRI requiere gente comprometida, con visión, con carácter y que sepa jugar en equipo

 

+ No tengo problema con ninguno de los grupos o corrientes del priismo, sin llamarme unificador sí sería alguien que podría mantener un diálogo abierto con todos

 

+ Nos tenemos que poner de acuerdo en el 2021, los que vivimos y sufrimos la lección del pasado primero de julio del 2018, entendemos que no nos queda de otra

 

Por Alan Castro y Feliciano Guirado Moreno

 

El PRI no está en la tumba, por el contrario está más vivo que nunca de cara al 2021, así lo considera el priista Ernesto De Lucas Hopkins, quien manifiesta que hay mucho qué aprender, mejorar y concebir para entender la lección que les dejó la pasada elección.

 

En la primera entrevista del año del semanario Nuevo Sonora, De Lucas declara que el Revolucionario Institucional se levantará de la lona como muchas veces lo ha hecho, pues tiene toda la oportunidad por delante para hacerlo, rumbo a las próximas pizcas electorales.

 

“¿Cómo has visto el liderazgo de Gilberto Gutiérrez Sánchez al frente del CDE del PRI?”, cuestiona el hebdomadario, Ernesto De Lucas reconoce que el presidente enfrentó, como los candidatos, una situación difícil, donde la coyuntura hizo tener los resultados que obtuvieron.

 

Es por eso que manifiesta que en términos de resultados, el menos indicado para poder asumir ese costo político es el propio Gilbertio Gutiérrez, al cual le tiene gran respeto y admiración: “es una persona sumamente y de manera extraordinaria, institucional”, expone.

 

En calidad de ex presidente del PRI en Sonora, De Lucas recomienda al partido entender que el hecho de ser oposición no necesariamente implica estar en contra de lo que la autoridad determine, pues más allá de ser un obstáculo debe ser una posición responsable.

 

El actual regidor de Hermosillo, Ernesto de Lucas Hopkins confiesa que su experiencia al frente del priismo sonorense no dista mucho de las circunstancias que se viven en este momento en Sonora, pues sí era gobierno en el estado y oposición en el plano federal.

 

Lo cual te da apertura a manejar una constante autocrítica hacia tu gobierno, pues no es lo mismo gobierno de partido, a ser un partido en el gobierno; y por otro lado, ser muy responsable al momento de cuestionar, criticar y jugar ese rol de posición responsable.

 

A pregunta obligada sobre los comentarios que lo sitúan de nueva cuenta dentro del Gobierno del Estado, Ernesto De Lucas declara que definitivamente la parte de funcionario es un ciclo que se cerró, por lo cual no se ve en la administración estatal.

 

Además señala que muchos de esos comentarios han sido solo rumores, pues en todo caso siente que donde pudiera apoyar mucho más, sería en un lugar que requiere de unidad, un profundo análisis y de una autocrítica al propio gobierno, es decir, desde el partido.

 

“A mí me encantaría volver a hacer política partidista, hoy que le partido lo requiere y hoy que debemos de sacar la casta los que realmente estamos comprometidos con el Partido Revolucionario Institucional”, agrega De Lucas Hopkins en exclusiva al Nuevo Sonora.

 

“¿Te irías a hacer talacha al partido?”, indaga el hebdomadario, “Creo que eso es lo que requiere el partido, volver a hacer talacha, volver a reactivar todo ese capital positivo que existe”, responde, consciente de que en este momento el PRI no goza de muy buena reputación.

 

Dicho esto, considera que hay una gran oportunidad de demostrar desde la trinchera partidista quiénes están comprometidos con los valores y principios del priismo, pero sobre todo ser claros en que ni todos los priistas son corruptos, ni todos los corruptos son priistas.

 

En ese tenor, Ernesto de Lucas Hopkins no solo confirma que le entusiasma la oportunidad de incorporarse a una posición dentro del partido a nivel nacional, estatal o municipal, sino que verdaderamente sería un enorme privilegio participar en la plataforma política del PRI.

 

“Muchos quieren trabajar en todas partes menos en el partido, ¿por qué tú sí?”, se pregunta, “siempre me he considerado un hombre de retos, y creo que como nunca el PRI requiere gente comprometida, con visión, con carácter y que sepa jugar en equipo”, responde.

 

Durante su trayectoria política De Lucas ha conciliado con diferentes grupos internos del Partido Revolucionario Institucional, es por eso que se le pegunta que si se siente como un posible factor de unidad dentro del priismo sonorense en estos momentos de incertidumbre.

 

Ernesto confiesa no tener problema con ninguno de los grupos o corrientes naturales que existen, por una visión de regionalismo o de pertenencia política a cualquiera de los principales activos que tiene el partido y las figuras que encabezan esos grupos.

 

Pero, más que llamarse un unificador del partido tricolor, sí sería alguien que podría mantener un diálogo abierto y permanente con todos y cada uno de los grupos de priistas, desde la corriente más crítica del partido hasta la parte más institucional.

 

“¿Te sentarías a tomar un café con ellos y los sentarías a ellos a tomarse un café?”, “sería un enorme privilegio, creo que esa es la primer tarea que todos los priistas debemos hacer, abrir espacios de diálogo, canales, puentes, conductos con todos”, asevera.

 

Por lo cual confía en que los priistas se van a poner de acuerdo en el 2021, pues los que vivieron y sufrieron la lección del pasado primero de julio del 2018, están obligados a entender que al Partido Revolucionario Institucional no le queda de otra, más que ir en consenso.

 

“Después de una extensa trayectoria política, ¿no te queda chica la regiduría?”, pregunta Nuevo Sonora. “No, por una razón fue producto de una democracia y creo que el cumplir con ese mandato implica asumir con toda dignidad lo que ocurrió en las urnas”, responde.

 

En ese mismo renglón, Ernesto De Lucas indica que ser regidor ha sido una experiencia muy valiosa donde ha aprendido a convivir con diversas fuerzas políticas, entendiendo su nueva dinámica con mucho profesionalismo, responsabilidad y madurez política.

 

En retrospectiva, Ernesto de Lucas Hopkins analiza y califica a la pasada elección atípica en muchos aspectos, desmitificando que la gente vota por las personas y no por lo partidos políticos, “quedo completamente desterrado ese mito, la gente votó por un partido”.

 

“¿Hay que estar asustados con el “tsunami” de Morena?”, cuestiona el semanario al respecto, De Lucas considera que el nombrado “tsunami” de Morena tiene un epicentro y un solo origen, el cual es el hoy Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

 

Y si bien reconoce que ese partido de reciente creación hizo una buena estrategia para vincular totalmente la figura de López Obrador con Morena, no ve otro capital dentro de dicho partido, a diferencia de otras fuerzas políticas que no están sujetas a un solo ente.

 

Por último, el popular “Pato” a razón del inicio de este 2019, comparte sus propósitos de año nuevo, los cuales son tener mucho temple, tolerancia, apertura y la capacidad para seguir haciendo equipo con mucha gente, deseando que le vaya bien a México y Sonora.

 

¿Cómo ves el gobierno de Claudia Pavlovich a inicios del 2019?

Creo que es un gobierno que ya estará entrando a una etapa más digna del análisis, donde se empezaran a ver y palpar, a ser tangibles, los resultados de la política pública que la Gobernadora ha emprendido durante su mandato.

Creo que es un gobierno que ha tenido avances en distintas vertientes, la primera que te puedo decir es recuperar los primeros lugares en educación que Sonora había perdido, hoy la educación básica Sonora vuelve a ser puntero, lo reconocen tanto las autoridades federales salientes y las que recién inician, lo cual es positivo.

Creo que es un gobierno que le ha invertido mucho a la obra publica, ejemplo la construcción del nuevo hospital general en la capital, de muchos otros centros de salud en otros municipios, uno es el propio que acabo de constatar en Magdalena de Kino. La reconstrucción de los caminos y carreteras estatales.

Creo que esas son tres vertientes a las que le ha apostado. Infraestructura en general, una política pública de salud muy acorde a las necesidades a las que en infraestructura requería la unidad y en la parte educativa, se han logrado avances.

 

¿Va por buen camino la Gobernadora Claudia Pavlovich?

Como todo gobierno es propio de poder corregir algunos espacios, algunas aristas, creo conocer un poco cómo piensa la Gobernadora y sé que no está en lo más mínimo satisfecha con lo que se ha logrado.

 

Tu eres politólogo, ¿qué lección dio la elección de julio del 2018?

Creo que fue una elección interesante. Uno, las nuevas formas y dinámicas de comunicación han cambiado en el país; y por otro lado, contrario a lo que todo mundo pudiera creer en esta elección atípica, en donde en el discurso y muchas veces en la práctica uno pensaría que la gente votaba por las personas y no por los partidos, en este caso concreto quedó completamente desterrado ese mito, la gente votó por un partido.

 

¿Está en la tumba el PRI de cara al 2021?

Por lo contrario, creo que el PRI en esta crisis que vivimos quienes tuvimos el privilegio de ser candidatos, de estos resultados, tiene muchísimo qué aprender, mucho qué mejorar y sobre todo tiene mucho qué concebir para entender precisamente esta nueva realidad que vive esta república mexicana, viven las 32 entidades federativas y vive cada uno de los 2456 municipios que la conforman.

 

¿Cómo has visto el liderazgo de Gilberto Gutiérrez al frente del CDE del PRI?

En primer lugar debo decirte que el presidente del partido enfrentó, como los candidatos, una situación dura, difícil, donde la coyuntura hizo que tuviésemos los resultados que tuvimos. Creo que en términos de resultados, el menos indicado para poder asumir ese costo, esos resultados no esperados, es el propio presiente.

Yo tengo un gran respeto y admiración por Gilbertio Gutiérrez, de él recibí todo el apoyo siendo candidato, segundo, creo que es una persona sumamente y de manera extraordinaria, institucional, y creo que es el perfil que muchos priistas debemos de tener: seriedad, experiencia, pulcritud y sobre todo una enorme y profundo análisis de sentido común.

 

Como ex presidente del PRI, ¿qué le recomiendas a tu partido en el estado?

Uno, el entender que el hecho de que en algunos municipios y en el país ser oposición no necesariamente implica estar en contra de lo que la autoridad respectiva determine, más que esta frase tan trillada de ser una oposición responsable, debe ser una posición responsable, porque así lo decidió la gente, el voto popular, se le entreguen las herramientas necesarias a las nuevas autoridades, independientemente del partido que sea, no sea un obstáculo para que la autoridad nueva pueda culparlo y que ya una vez con todas las herramientas empiece a asumir este rol de posición responsable.

 

¿Cómo te sientes como edil del Ayuntamiento de Hermosillo?

Pudiera tener muchas aristas, creo que es una posición digna, debo de reconocer que muchos de los candidatos que aspiraban a ser presidentes municipales aceptaron entrar a este rol de regidores, donde hay que decirlo, tenemos una representación mínima, no necesariamente con el número que anteriormente teníamos, y en ese sentido, con mucho profesionalismo, con mucha responsabilidad y con mucha pulcritud es como se tiene que entender esta nueva dinámica.

Creo que primer mensaje que debemos tener los priistas es este rol, que cuando todo el mundo apuntaba a que entre el gobierno del estado y el nuevo gobierno federal pues no habría una coordinación, por el contrario iba a existir una serie de desacuerdos, pues hoy creo que hay un camino donde impera la responsabilidad y la madurez política, y es en ese sentido en que nosotros en los cabildos de los 72 municipios donde somos o no gobierno, nos comportamos.

 

Pregunta obligada, ¿qué dices a los comentarios de que te ven próximamente dentro del Gobierno del Estado o en algún cargo público?

Definitivamente la parte de funcionario del gobierno del estado es algo que se cerró, en todo caso siento que pudiera apoyar muchísimo a algo que hoy requiere de unidad, que hoy requiere de profundo análisis, de autocrítica al propio gobierno, alguna otra parte, desde el partido, en el municipio, desde el partido en el estado, desde la propia posición de regidor. Definitivamente no me veo en el gobierno del estado.

 

¿Te irías a hacer talacha?

Creo que eso es lo que requiere el partido, volver a hacer talacha, volver a reactivar todo ese capital positivo que existe. Sé que ahorita, y hay que hablarlo tal cual, el PRI no goza en el colectivo general de una reputación positiva, por el contrario, creo que esta es la gran oportunidad de demostrar otra vez, con valores fundamentales como la madurez, con la responsabilidad, el sentido común, lo que a cada quien nos debe tocar hacer desde la trinchera de los que realmente estamos comprometidos con los valores y principios del Revolucionario Institucional.

Y ser muy claro, ni todos los priistas son corruptos ni todos los corruptos son priistas, creo que en todos los partidos existe gente buena, como también existe gente mala y ahorita es el momento de sacar adelante a la gente buena.

 

¿Se levantará de la lona el PRI?

Creo que como muchas otras veces lo ha hecho, tiene toda la oportunidad por delante para hacerlo, insisto, siendo muy claro, muy transparente, exigiendo a sus gobiernos que rindan cuentas a los ciudadanos, y no olvidando que hoy por hoy, si bien es cierto se votó por un partido, no tienen una definición político partidista determinada.

 

Ya te tocó llevar las riendas del priismo en otras circunstancias, ¿qué retos ves?

No creas que era una circunstancia muy distinta, éramos gobierno en el estado, como se es hoy, teníamos algunos municipios como no los tenemos hoy, pero también éramos oposición en el plano federal, eso sí te da una apertura de tener dos aspectos fundamentales que se tienen que manejar: una autocrítica hacia tu gobierno, no es lo mismo gobierno de partido, a ser un partido en el gobierno, eso lo debe de entender los priistas y también lo debes de hablar en el leguaje de los que no son políticos. Y por otro lado, ser muy responsable al momento de cuestionar, criticar y jugar ese rol de posición responsable.

 

¿Le falta dinamismo al priismo de Sonora?

No, yo creo que el priismo sigue pasmado, como estamos muchos priistas en los que me incluyo después de los contundentes resultados y la elección que vivimos varios el primero de julio, eso se tiene que asentar, pero también creo que eso abre una enorme área de oportunidad. Insisto, hay un liderazgo en el presidente del partido, sólido, que ahí ha estado en las buenas y las malas, y eso es algo que cualquier priista debe reconocer a la presidencia que tiene el partido.

Y por otro, sí se tienen que buscar esquemas nuevos, encontrar nuevas causas sociales, no nada más de abanderarlas, sino de hacer que los gobierno que emanaron del partido las cumplan, y ahí creo que el rol de los sectores y organizaciones que conforman al PRI tienen mucho que, por un lado digerir, por otro lado aprender y por otro lado practicar.

 

¿Te entusiasma la idea de llegar a trabajar en el partido?

Sí, desde cualquier trinchera. Sí me entusiasma mucho y desde cualquier área o espacio que se pudiera presentar, sería un privilegio enorme para mí, y más hacerlo en estas circunstancias.

 

¿Hay que estar asustados con el tsunami de Morena?

Mira, el tsunami de Morena, de este partido de muy reciente creación, tiene un origen, y ese origen es el hoy presidente de la república, creo que ellos hicieron una muy buena estrategia en vincular totalmente la figura de Andrés Manuel López Obrador, el hoy presidente, con el de su propio partido.

El gran capital que tiene Morena se llama Andrés Manuel López Obrador, no veo otro capital fuera de ese y dentro de ese partido. Y en el resto de las fuerzas políticas que no están sujetas a un solo ente o a un solo individuo, sí veo mucha más diversidad y mucha más fortaleza de presentar alternativas para las próximas elecciones, que los partidos para eso están diseñados, para ganar elecciones.

 

¿Como ves la posibilidad de que gente que salió del PRI pueda retornar?

Mira, parafraseando a Gilberto Gutiérrez, decía que el PRI tiene la enorme responsabilidad de siempre mantener la puerta abierta pero también cerrada. Es decir, que pueda aglutinar todas las corrientes, todas las ideas, los diversos tipos de pensamiento que puedan existir, pero también no permitir que sea un éxodo, donde los que no estén de acuerdo puedan abandonarlo, por eso estas nuevas causas y nuevas visiones que se deben tener en el PRI deben estar abiertas para todos.

 

A través de tu trayectoria has conciliado con diferentes grupos, ¿te sientes como un posible factor de unidad dentro del priismo en esta etapa?

Yo creo que no tener problema con ninguno de los grupos o corrientes naturales que existen, o por una visión de regionalismo o por una visión de pertenencia política a cualquiera de los principales activos que tienen el partido y las figuras que encabezan esos grupos, no me llamaría unificador, pero sí alguien que al menos puede mantener un diálogo abierto, diálogo permanente con todos y cada uno de los grupos de priistas, desde la corriente crítica del partido hasta la parte más institucionalidad que existe.

 

¿Te sentarías a tomar un café con ellos y los sentarías a ellos a tomarse un café?

Sería un enorme privilegio, creo que esa es la primer tarea que todos los priistas debemos hacer, abrir espacios de diálogo, canales, puentes, conductos con todos los que hoy entienden la lección que a todos los priistas nos ocurrió el pasado primero de julio.

 

Después de ser diputado federal, funcionario federal, secretario estatal en dos ocasiones, ¿no te queda chica la regiduría?

No, por una razón fue producto de una democracia, y creo que el cumplir con ese mandato implica asumir con toda dignidad lo que ocurrió en las urnas, en ese sentido fue la razón por la que lo acepté, créeme que ha sido una experiencia muy valiosa, una que no conocía, y donde he aprendido a convivir con diversas fuerzas políticas, algunas de ellas, para mi grata sorpresa, sumamente preparadas, unas no tanto, pero es algo que termina formando a la persona.

 

Sonabas para la Secretaría de Seguridad Pública, pero tomaron protesta a David Anaya, ¿qué opinión te merece?

Creo que David es una de las personas que más conoce del tema, creo que fue una elección muy acertada del consejo que propone la terna y después dentro de la terna de la Gobernadora, de haberse decantado por David, es un tipo preparado, de trabajo, y lo más importante, creo que es alguien que tiene la convicción de que se pueden hacer las cosas desde un área tan crítica como la seguridad publica, creo que se tomó una buena decisión.

 

¿Tus propósitos de año nuevo?

Mucho temple, mucha tolerancia, mucha apertura; y que le vaya bien a México y a Sonora. Además tener la capacidad de seguir haciendo equipo con mucha gente.

 

¿Ha sido fácil para ti hacer política?

Pues no tan difícil como para muchos otros, pero tiene su vaivenes, sus altibajos, creo que como todo es una actividad que cuando se habla de frente, cuando se es transparente, cuando se le llama a las cosas por su nombre, eso puede facilitar muchísimo el generar acuerdos, que a su vez es lo que yo entiendo de hacer buena política.

 

¿Supongo que la credibilidad y la palabra cuentan mucho?

Todo, básicamente de ahí deriva todo, el poder hacer política cumpliendo con lo que uno se compromete, llamándole las cosas por su nombre, siendo sumamente honesto, a la hora de expresar sus ideas, en aras de generar consensos y generarle espacios a todos los que quieran participar, pues es lo positivo que te deja esto.

 

¿Te irías a hacer talacha a tu partido?

Fuese lo que más me gustaría hacer.

 

¿Aceptarías un cargo dentro del partido a nivel nacional, estatal o municipal, supimos que tuviste una invitación de Claudia Ruiz Massieu…

Sí, en agoto tuve el privilegio que recién llegada la presidente Claudia Ruiz Massieu me invitara a platicar con ella, nada en específico ni ninguna invitación en particular, simple y sencillamente ella se encontraba haciendo un ejercicio con diversos perfiles de toda la república mexicana, entre los que tuve el privilegio que me incluyera, platicamos muchísimo de lo que pensaba yo que al partido le pudiera beneficiar de cara a la nueva realidad que atraviesa.

En ese sentido, sí sería un enorme privilegio, no dentro del gobierno, pero sí dentro de la plataforma política del PRI, el poder formar parte de cualquier espacio, el que fuese, ya fuese en la parte nacional, en el esquema estatal o bien en el propio municipio.

 

Nos enteramos que has tenido suficientes invitaciones a diferentes cargos, pero no te vemos en ningún lado, ¿qué ha pasado?

Muchos han sido rumores, no me toca a mí decirlo, pero creo que precisamente por esta cualidad que pudiese tener de hacer política y hacer buenas relaciones con diversos grupos, de tener experiencia en diversas áreas del gobierno y el partido, mi perfil ha encajado, eso ha dado pie a trascendidos.

A mí me encantaría volver a hacer política partidista hoy que el partido lo requiere y hoy que debemos de sacar la casta los que realmente estamos comprometidos con el Revolucionario Institucional.

 

Muchos quieren trabajar en todas partes menos en el partido, ¿por qué tú sí?

Porque siempre me he considerado un hombre de retos, y creo que como nunca el PRI requiere gente comprometida, gente con visión, gente con carácter y gente que sepa jugar en equipo.

 

¿Se van a poner de acuerdo en el 2021?

Nos tenemos que poner de acuerdo, insisto, créanme que para los que la vivimos y la sufrimos, la lección del pasado primero de julio nos hace precisamente entender que no nos queda de otra.