Brianda Vivian, ocupada, nunca preocupada

2018-10-08

De cara al cierre del año, la Directora General del Instituto Sonorense de la Juventud, Brianda Vivian Martínez prepara una serie de programas y actividades para culminar de la mejor manera un año que ha significado sin lugar a dudas un año de retos y aprendizajes, que parte de tajo la primera mitad de su administración.

Luego de un proceso electoral álgido, Brianda Vivian regresó al ISJuventud con ánimos renovados, sabedora que muchas veces la verdadera victoria es ganar experiencia y relaciones, pero sobre todo madurez, para enfrentar los retos futuros en estas arenas movedizas de la política, que hoy más que nunca, están muy movidas.

A tres meses de distancia, estoy sentado en la recepción de La Casa de la Juventud, la veo pasar y la sigo con la mirada, Brianda Vivian en traje sastre recorre los pasillos con soltura, sonríe y saluda a quienes están detrás de las paredes de cristal, va saliendo de una reunión con la junta de gobierno, y tal parece que le fue muy bien.

En eso se atraviesa alguien, es su colaboradora que me invita a pasar a la oficina de la directora, subo las escaleras y veo todas las puertas abiertas, paso y Brianda me recibe con un abrazo cordial y sincero, volteo a la puerta para ver si se cierra, pero se queda abierta durante todo el tiempo que estuve ahí, no hay nada que callar.

¿Estresada?, para nada, el trabajo y resultados respaldan a la directora en estos momentos de incertidumbre en el Gobierno del Estado, ¿exceso de confianza?, por supuesto que no, las decisiones no dependen de nadie más que de la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano, ¿preocupada?, ocupada, nunca preocupada.

Temas, muchísimos, el partido, el gobierno, los jóvenes, coordinación, vuelvo a voltear a la puerta y sigue abierta, más temas, pasado, presente, futuro, ¿más café?, por favor, escucho, opino y sigo escuchando, la libreta y la pluma todavía siguen en la bolsa de mi pantalón, hace hambre, ¿un panecillo?, pero como fregados no.

Una llamada, un mensaje, miro el reloj y apunto apresuradamente, becas de empleo a jóvenes, cierre de convocatoria del Premio Estatal de la Juventud, ¿premiación en diciembre?, noviembre, gira por la sierra, Magdalena, mas control en las fiestas de octubre, casa del emprendedor, eso es todo, ¿querías más?.

 

¿Dónde está Pascual Soto?

 

Muchas personas me han preguntado últimamente en dónde está Pascual Soto, y debo de confesar que ante la ausencia de liderazgos jóvenes en el priismo sonorense, también me llegue a cuestionar donde quedó el ultimo dirigente juvenil valioso del partido tricolor, así que salí a buscarlo, y lo encontré.

Pascual Soto está en una etapa de su vida personal y profesional de mucho crecimiento, acaba de ser padre y el orgullo le irradia en los ojos, suficiente motivación para seguir dando resultados en su importante responsabilidad como Subsecretario de Concertación Social del Gobierno del Estado.

El Subsecretario se ha concentrado en los últimos tiempos ha hacer política de la buena, esa que no se ve, pero como se siente; las negociaciones, los acuerdos, la solución de conflictos, es el estado más natural del arte de la política, Pascual Soto en ese sentido, diariamente se esta formando como “el político”.

El estar fuera de foco, alejado de los grandes reflectores, no solamente te permite abrir tu panorama, sino tener otra perspectiva de las cosas, entender que a veces hay que estar, pero otras veces simplemente no se puede estar en todo, ahí es el momento de guardar fuerzas y seguirse preparando para cuando toque estar.

El líder de una generación de jóvenes priistas dejó atrás su etapa de juventud pero lo sigue acompañando una generación de priistas, ese es su capital político, pero las juventudes ya no son su campo de acción, eso lo entiende perfectamente, aun así le inquieta saber que la Red no pasa por su mejor momento.

Si usted quiere saber donde está Pascual, le debo de confesar que no es tan fácil de encontrar, los días son más largos en esa subsecretaria y sobre todo son muy ocupados, claro, siempre y cuando esté en la oficina, porque también desde la carretera u otros rincones del estado despacha, ya es algo normal.

 

La Red Navojoa está en pie de lucha

 

La pretérita semana se llevo a cabo en la Casa del Pueblo, sede del Comité Directivo Municipal del Partido Revolucionario Institucional en Navojoa, una reunión con el fin de analizar los resultados del reciente proceso electoral donde dicho sea de paso, el partido tricolor perdió casi todo en el Valle del Mayo.

En la reunión estuvieron autoridades municipales del partido, sectores y organizaciones, así como ex candidatos del partido, sin embargo lo que llamo la atención de esta reunión fue la participación del presidente de la Red Jóvenes por México de Navojoa, Jesús Ríos Bourne, quien dejo atrás lo institucional, para darle paso a lo revolucionario.

El mensaje es que la Red Navojoa está en pie de lucha, pero lo realmente valioso fue el llamado que hizo de dejar de lamentarse y buscar culpables, para dar inicio a una reconstrucción de fondo del partido tricolor, invitando a entender que las formas de hacer política han ido cambiando y el partido se ha quedado estancado.

El joven Jesús Ríos Bourne alzo la voz y se escucho fuerte y claro, exhortando a hacer un buen papel desde el servicio publico, que es donde pueden demostrar a la ciudadanía sus ganas de trabajar y su convicción de servicio, poniendo como principal ejemplo a la gobernadora, Claudia Pavlovich Arellano.

De igual forma, señalo tajantemente que las personas que estén dentro de las filas del partido y que solo quieran servirse con la cuchara grande del gobierno, que mejor se vayan del partido y se retiren a sus casas, para que dejen el espacio para quien realmente quiere servir y no servirse.

El joven Bourne se hizo acompañar de un buen numero de jóvenes, la mayoría de ellos caras nuevas que están interesados en participar en el partido, esperemos que este mensaje de la juventud priista del mayo haga eco en otras latitudes del estado, sobre todo en la Red Jóvenes por México capitulo Sonora.