Figuras

2018-11-05

¿Dónde está el Maloro Acosta?

¿Estudiando, prófugo, escondido por vergüenza? ¿Quién sabe?

Se dicen muchas cosas en torno al polémico político emanado del Revolucionario Institucional, quien fue el culpable de la debacle de su partido y de los candidatos que contendieron en las pasadas pizcas electorales.

Maloro Acosta dice sentirse defraudado y traicionado.

Vaya desfachatez de político, quien siempre se tiró al piso con sus protectores y ocasionó tantos graves problemas por su inmadurez, desconfianza y traumas. No superó su mediocridad.

Sin embargo, nos llega la especie en el sentido de su encono con su partido y con la sociedad capitalina, quien dice no lo valoró y lo despreció injustamente.

Anda buscando hasta culpables de su desgracia electoral, cuando él mismo fue el que excavó el hoyo de su tumba política.

Anda buscando, dicen, no quién se la debe, si no quién se la pague.

Él, Maloro, hizo mal en aceptar y buscar la candidatura al Senado, quitando del camino a un extraordinario elemento como Antonio Astiazarán, quien tuvo que emigrar a otro partido porque ya no había tierra de oportunidades en su otrora partido, PRI.

Maloro Acosta decepcionó a los capitalinos y su equipo de funcionarios está junto con él, en tela de duda de su actuación en el manejo de los recursos y otras tantas cosas que lesionaron a los hermosillenses. Versión de la actual alcaldesa, Célida López, quien asegura se encontró con una administración pública en Palacio, desaseada y con extraordinarias anomalías, donde las flechas señalan precisamente a su ex tesorero, Tadeo Iruretagoyena.

Ha manifestado Doña Célida que irá hasta las últimas consecuencias para que se haga justicia y se castigue a la bola de pillos que desmantelaron a la comuna para llenar sus abultadas billeteras, sin embargo, hay quienes dudan que se castigará a Maloro Acosta y al citado Tadeo Iruretagoyena, porque manejan la versión de que habrá pacto y negociaciones para que no se les haga nada.

 

Otros en igual tesitura pero azules (panistas), son los ex de Navojoa, Raúl Silva Vela y su fiel Teresita Yescas, quienes están en boca de los funcionarios del Ayuntamiento de MORENA que comanda Rosario Quintero, quien por cierto fue su subalterna cuando Chayito era Secretaria de Desarrollo Social en la administración del PAN.

Raúl Silva tuvo la mala idea de solicitar la renuncia a Chayito, quien desde ese tiempo manifestó su deseo de ser candidata a la alcaldía de la Perla del Mayo, pero por su entonces partido, Acción Nacional.

Sin embargo, a Raúl Silva no le gustaba la idea, pues tenía compromiso con el regidor y entonces Secretario del Ayuntamiento, Martín Ruy Sánchez, para ungirlo candidato a la alcaldía.

Rosario recibió en estas fechas, pero del año pasado, el baldazo de agua fría que le dio Silva Vela al despedirla como funcionaria.

La actitud de Rosario, nos ha dicho, no es de revanchismo, si se logran demostrar los malos manejos de los recursos del pueblo de Navojoa, pues se dice que Raúl Silva Vela engañó y fue un hombre de doble vida y doble cara.

A lo que se atenía el galeno azul, fue a que tenía en lo oscurito pactos con el gobierno del PRI y supuso que no se le fincarían responsabilidades legales y administrativas, pues es más priista que muchos.

No se tentó el corazón Raúl Silva Vela en traicionar seguido a su partido, a cambio de varios favores por parte del actual régimen.

La tesorera Teresita Yescas fue una de sus pantallas para cometer algunas irregularidades, pues estaban muy ligados.

El cinismo de Silva Vela llegó al extremo de llegar a pensar que el PRI lo ayudaría a llegar a San Lázaro, como lo hizo para ser el principal inquilino en el Palacio Municipal, cuando se presume Ángel Bours y otros le ayudaron a ganar en las elecciones del 2015 a pesar de que jugó en el PAN, traicionando a Gustavo Mendívil Amparán.

 

Vaya con los anuncios, y en el Mayo no es la excepción, donde Alberto “El Pitillo” Guerrero a quien le pidieron que en calidad de ex alcalde no atacara, ni denostara a Raúl Silva Vela durante su administración, quiere volver a contender en las boletas electorales, de nueva cuenta como presidente municipal.

Nomás espero que no se alborote el patético galeno azul, Raúl Silva Vela, aunque él no gana, ni siquiera en su casa.

 

Los pronunciamientos están a la orden del día, y aunque algunos tienen cuidado y tacto para manifestarse, otros no y se van de bruces con un lenguaje riesgoso como el ex alcalde de Obregón y cacique del Yaqui Ricardo Bours, quien no mide las consecuencias de atreverse a decir que quiere ser el candidato a Gobernador por el PRI o de manera independiente, en evidente flagrancia a la ley electoral.

Hay formas para expresarse, moverse y aspirar a ser el bueno para las futuras elecciones, mediante estrategias válidas que, aunque se pisotee la ley electoral, se burla de una manera más aceptable, como lo han hecho tantos políticos.

Ricardo Bours puede ser objeto a denuncias y perder la oportunidad de ser legítimamente candidato, o al menos que esa sea la intención: ser denunciado y que le levanten proceso en materia electoral, para llamar más la atención.

En días recientes ha circulado por diferentes municipios hablando de su proyecto de llegar de nueva cuenta al Palacio de Gobierno, pues su hermano Eduardo fue el principal inquilino del palacio y Ricardo disfrutó por mucho tiempo las mieles del poder, y de qué manera, de convertirse en intocable.

Por cierto, llamaron la atención los mensajes de encono por parte de la CTM y su dirigente Javier Villarreal, quien vía twitter reprochó a Ricardo Bours de misógino por comentario vertido en contra de líder sindical del agua.

La actitud de la CTM (Javier Villareal), quienes son aliados de Gándara Camou, a mí me pareció una oportunidad que aprovecharon para mandarle mensaje a Ricardo y cobrarse algunas ofensas que se han dado con Ernesto “El Borrego” Gándara.

La postura de Bours Castelo es considerada de provocación contra -especialmente- Ernesto Gándara, a quien dicen pretende subir al ring para captar los reflectores.

Ernesto Gándara, con más colmillo, no caerá en la provocación y dejará ser a su otrora aliado.

Los puntos de comparación son odiosos, y más cuando el propio Ricardo no puede salir bien librado, porque sencillamente EGC le lleva mucha ventaja, así de claro.

La verdadera contienda para Ernesto Gándara será con el bunker de Sylvana Beltrones quien cuenta con sólido respaldo por parte de su familia, que encabeza el jefe político Manlio Fabio Beltrones Rivera, aliado de la Gobernadora Claudia Pavlovich Arellano y de tanta luminaria a nivel nacional.

La verdadera selección será, ya se dice, entre Ernesto Gándara y Sylvana, quienes para sorpresa de muchos se pueden poner de acuerdo. Ya veremos.

 

Ni cómo ayudarle al PAN Sonora.

No se les quita lo cínicos y burdos a esos políticos ambiciosos que buscan el poder para seguir aprovechándose.

Lo anterior viene, porque lamentablemente en las dos planillas se colaron controvertidos políticos que tanto daño han hecho al patrimonio de los sonorenses.

Tan solo por mencionar unos casos: Mire usted, Temo Galindo y Enrique Reyna, dos ex alcaldes desvergonzados, están apoyando a las fórmulas para lograr la dirigencia, al igual que el lépero Agustín Rodríguez Torres, ex secretario particular de Guillermo Padrés Elías, quien quiere el control del panismo para seguir haciendo de las suyas.

Enrique Reyna y Temo Galindo son señalados por corruptos en sus respectivos municipios, donde los actuales alcaldes denuncian que se sirvieron con la cuchara grande en beneficio de ellos y sus gentes. Ambos alcaldes son señalados por poner directores de seguridad pública ad hoc a sus proyectos con prácticas no muy bien vistas en las fronterizas ciudades. Se habla inclusive de Dólares de por medio.

Mientras que Agustín Rodríguez Torres, en esos extraños pactos con los rojos, no ha sido juzgado por los atropellos que cometió como cómplice de Memo Padrés y compinches, donde hay fuertes denuncias de una de las ex trabajadoras.

Además, Agustín Rodríguez, quien tenía oficina contigua como Secretario Particular de Guillermo Padrés, fue de los principales operadores de las mordidas y otras barbaries, donde se traficó bastante con las influencias para lograr fuertes moches, se habla de que desfilaban maletas llenas de dinero para favorecer a tanto corrupto.

Agustín se enquistó en la fórmula con Ernesto Munro, en un inicio iba como Secretario General, pero fue vetado por la pésima imagen que tiene de corrupto en el interior del panismo sonorense.

En tanto, Temo Galindo es parte de la planilla de Ramón Díaz Beltrán.

Gracias siempre.