Saldo 2018

2018-12-10

Prácticamente al finalizar el año, el saldo para las diferentes corrientes políticas ha tenido cambios inesperados, donde se han visto resultados diferentes, algunos con números negros y otros por supuesto rojos, reconfigurándose el escenario político en la entidad.

Quien ganó espacios, fue indudablemente el partido del actual Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, es decir Morena.

Mayoría en el Congreso, los municipios más importantes de Sonora, como la capital del estado, Hermosillo, donde logró el triunfo Célida López, Navojoa con Rosario Quintero, Nogales con Jesús Pulluj, Guaymas Sara Valle y así la lista aumenta para ese nuevo partido de izquierda. El PRI ganó algunos municipios en la Sierra, mientras que el PAN logró la reelección de Kiko Munro y el retorno de Ramón Díaz en Huatabampo.

La gobernadora del estado, Claudia Pavlovich Arellano tendrá y ya interactúa con las diferentes autoridades municipales, quienes no son de su partido, pero se ha logrado una comunicación fluida, mientras en el Congreso del estado, donde no se esperaba la mayoría absoluta de MORENA se ha logrado tender algunos puentes, para buscar el bienestar de los sonorenses, pero, una de las difíciles pruebas será en estos días con el tema de las finanzas, en especial el presupuesto para el 2019.

El tema federal se está disipando con la llegada de los delegados, de quienes sus nombramientos ya circulan por los diferentes contornos, agradando unos y otros sorprendiendo, donde se especulan algunos reveses y rectificaciones. Ya veremos.

Los diputados federales, en su totalidad de Morena y los senadores, ya se están ordenando, primero ante la solicitud de licencia a su cargo de dos potenciales pre candidatos a la gubernatura del estado por la corriente izquierda, como la ex diputada Ana Gabriela Guevara, quien se fue a CONADE para manejarle a Andrés Manuel el tema del deporte en la federación; además de Alfonso Durazo, con el delicado tema de la seguridad, quien como ministro tendrá los reflectores no únicamente para ser visto como opción al gobierno de Sonora, sino como posible carta a la Presidencia de la República, todo dependerá de su labor y de cómo se maneje en el interior de su partido, Morena, de quienes no hay que olvidar practican el canibalismo político.

Por cierto, no ha pasado desapercibido el hecho de que Guillermo Padrés Elías, el controvertido ex gobernador, está ganando notoriedad y espacios políticos donde sus ex colaboradores, aliados y familiares ganan espacios, tanto en Acción Nacional como en la nueva fuerza que representa MORENA.

Cargos en el interior del PAN como el de su socio Agustín Rodríguez, ex particular del Gobierno del Estado, quien se daba cuenta de todo lo que sucedía en palacio en el tema de Memo Padrés y de las maletas que circulaban rumbo a la principal oficina de ese gobierno.

En algunos municipios, donde el triunfo de algunos alcaldes fueron y son aliados de GPE y por supuesto operan funcionarios que estaban o están muy ligados al ex gobernador.

En las delegaciones federales sorprendió que el primer nombre fue el de César Bleizeffer, principal operador de Roberto Romero, quien hizo tanto daño al patrimonio de los sonorenses, y así un sin número de nombres que se les mueve una patita y que pueden estar realizando algunas travesuras en supuestas venganzas políticas.

Aunque Ernesto Munro fue uno de los principales secretarios del sexenio padrecista, Neto siempre se manejó diferente y autónomo, por su característico colmillo en los menesteres de la política y su llegada obedece, no únicamente al apoyo del padrecismo, sino a un conjunto de circunstancias.

¿Está muerto el PAN en Sonora? No lo creo. Y eso dependerá de con quién se la juegan en el 2021.

 

Si en tan poco tiempo Antonio Astiazarán Gutiérrez, al irse del PRI para aceptar el refugio azul, logró un buen número de votos, a pesar del tsunami AMLO, pensamos que en estos tres años se podrá afianzar y lograr significativo avance, con más razón, si MORENA no llega a cumplir expectativas, y el PRI se fractura en la toma de decisión para seleccionar a su candidato.

 

Claro, que mucho tendrá que ver, si logró Toño Astiazarán, primero ser aceptado en su totalidad por la familia albiazul, adhiere otros partidos y sigue manejándose con categoría por todo lo largo y ancho de la geografía sonorense, pues el guaymense tiene ángel y presencia, es aceptado en los diferentes sectores, aumentando su potencial con el tema de la energía, donde va muy bien.

 

Pero, si se afianza MORENA y sale el próximo candidato de entre los nombres de Ana Gabriela Guevara, Alfonso Durazo, Célida López y Lilly Tellez… aguas!!

Hay quienes nos han insistido en que a esta larga lista de MORENA incluya dos nombres, de cajemenses, por aquello de que no te entumas: al ex alcalde Javier Lamarque Cano y al actual senador, suplente de Durazo, Arturo Bours.

Y no se debe de descartar algún priista que, al no ser aceptado en el PRI, consiga el apoyo de AMLO para ser ungido.

 

Mientras que en el PRI, hasta el momento del corte de caja, la presencia de la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano le da certidumbre y abona para que ese partido siga en el poder, siempre y cuando se pongan de acuerdo a la hora de que salga el humo blanco, con el nombre de quien será el elegido para contender y buscar mantener el Palacio del Estado para el tricolor.

La Dama Dorada ha logrado cabildear, y gestiona muy bien con el nuevo gobierno, para seguir firme en su línea de asistencia social que tantos beneficios ha traído para los sonorenses y sin duda seguirá tocando puertas, incansable, como la conocemos, logrando apoyos y recursos, mismos que bajarán a los gobiernos que hoy encabeza MORENA, en la mayoría de los municipios.

 

Pero estábamos con el tema del 2021 donde en este momento, es una terna la que circula y capta la atención con los principales personajes como el popular Ernesto “El Borrego” Gándara Camou, el próspero empresario yaqui Ricardo Bours Castelo y la revelación política Sylvana Beltrones, quien está desde el Senado en privilegiada plataforma.

La pelea, supuestamente frontal, se dio de inicio entre Ernesto y Ricardo, pero no cayó en provocaciones el popular Borrego y ambos siguieron su respectivo camino, relacionándose y fortaleciendo amistades.

Mientras que Sylvana, se encuentra en el Parlamento y sus asesores le recomiendan estar lejos del escenario en Sonora, y la cercan con ideas arcaicas de que entre más lejos esté de la clase política y de los medios será mejor, espero y no sean los mismos asesores de nuestro amigo Alfonso Elías Serrano,  a quien sobreprotegieron, y a pesar de que es extraordinario hombre, no le alcanzo durante la campaña a gobernador para que lo terminaran de conocer, perdiendo ante Memo Padrés, pero eso es otra historia.

Sylvana es una extraordinaria mujer, preparada y con suficientes recursos políticos, de relación y de todo lo que nos podamos imaginar, todo es cuestión de que, si en realidad quiere gobernar en el 2021 se venga a fortalecer lo que se ha logrado y deje a un lado a potenciales malos asesores, que no ayudaron para nada, al querer imponer en este año como candidato al controvertido Maloro Acosta con el catastrófico resultado. Hay que hacer política, que la conozcan más señores, que la dama es bastante buena.

 

Por lo pronto, Ernesto Gándara avanza con firmeza y prudente, mientras que Ricardo Bours lanza descifrables mensajes, donde anuncia su posible salida del PRI al no ser beneficiado con la candidatura, para irse a contender como candidato independiente. El antecedente de que en Cajeme no la jugaron con el Revolucionario Institucional fue por demás notorio. Y aunque los han tachado de traidores, hay que ver qué tan justificable está ayudar a un familiar, en este caso al otrora candidato Rodrigo Bours, su hermano.

Pero lo cierto es que tanto Ricardo, como Ernesto Gándara le harían potencial boquete al PRI, y al no estar dentro de esas filas, se irán más votos, como con el tema de Antonio Astiazarán cuando dejó este año el tricolor, y que lo subestimaron. Ojo.

Insisto, el PRI, hasta el momento tiene estas tres opciones.

Sin embargo, en constantes charlas y entrevistas con el dirigente estatal del PRI, Gilberto Gutiérrez Sánchez, nos expresó que está de acuerdo con la terna, pero de ninguna manera, se debe de pensar que son los únicos, al señalar que la lista puede crecer. Ignoramos a quién se refiere, pero en lo personal pensamos, que si en este futuro inmediato reactivan como su dirigente del PRI Sonora a un personaje con la talla de Ernesto “El Pato” De Lucas, entonces sí puede crecer la lista.

Por lo pronto, se disipó la incógnita de si Ernesto de Lucas iba a Seguridad Pública con la llegada de David Anaya Cooley, fortaleciendo la especie de que el popular Pato va a la Secretaría de Gobierno, que no quiere soltar y se aferra con uñas y dientes el actual, Ernesto “El Potrillo” Pompa Corella, el hombre más poderoso del gabinete de la gobernadora Pavlovich.

La llegada de Ernesto de Lucas al gabinete, se espera desde hace semanas, pero por una u otra situación se ha extendido. ¿No será que la gobernadora cambió de opinión?

El grave error de otros gobernantes en el pasado, fue que los mandatarios se aferraron a su secretario de gobierno, y no lo cambiaron cuando se cumplió la fecha de caducidad, sosteniéndolos y terminando en un extremo desgaste, como el anterior, donde Roberto Romero se aferró a seguir siendo el número dos, a pesar de que ya no era buena ficha para llevar en armonia la política estatal.

 

Ernesto de Lucas trae clavada la espina para volver por la revancha y buscar ser presidente municipal de Hermosillo, en un escenario en el 2021 muy diferente a este que ya culmina.

No dudamos que la oportunidad volverá a presentarse y logre su triunfo añorado. Pero ya con un Maloro Acosta lejos de los reflectores y sobre todo de Hermosillo.

Si el PRI quiere dar la pelea, deben ponerse de acuerdo, primero con quién será su candidato a gobernador y posteriormente buscar las mejores opciones para los municipios, en donde algunos ya destacan nombres, como en la capital el de Ernesto de Lucas, Cajeme Abel Murrieta, Navojoa Ana Luisa Valdez, Guaymas Susana Corella, Nogales Humberto Robles Pompa.

Gracias siempre.