La Burla de los Claussen para Guaymas

2020-02-24

¿Aguantaría el puerto de Guaymas a otro Claussen?

Es la pregunta que nos hacemos cada vez que se acerca un proceso electoral, y con mayor razón, cuando se requiere de fuero.

No por nada el ex alcalde Otto Caussen Iberri fue inhabilitado para ocupar cargo alguno, por 10 años en la esfera municipal. Él dice e insiste en que son campañas negras. ¡Por favor!

A Otto, desde temprana edad le urgía un cortaúñas, todos saben que las traía muy largas, es ambicioso y voraz.

Aunque se salvó ante la Fiscalía Estatal Anticorrupción con su aliado, el patético fiscal, cuestionado por muchos: Odracir Espinoza, que creemos no le irá muy bien en el futuro, pues su notoria parcialidad para combatir a los malos gobernantes se ciñó exclusivamente a quitar de su mira al color rojo, y dejarse influenciar no por el estado de ánimo, legalidad, justicia, si no por lo redituable o generoso que pueden ser con él, además se prestó como instrumento de venganzas. Al casi todo alto funcionario cojea del mismo pie y el niño del millón y medio de pesos también puede caer en tentaciones. El tiempo lo dirá, hoy es protegido por poderosos padrinos que siguen defendiendo a corruptos que se les pasó la mano con algunas concesiones.

Son muy buenos para la persecución, para inventar expedientes y cobrárselas con algunos que osaron cuestionarlos, señalarlos, o simplemente no jalaron. Violencia innecesaria, y lo que es peor, mantos protectores para sus amigos.

 Nada hizo el fiscal contra Otto Claussen, Ramón Guzmán, Manuel Ignacio “Maloro” Acosta y otras hierbas que no fueron pulcros en sus respectivas administraciones. Pero eso es otra historia. Por lo pronto, ya se calientan algunos funcionarios y políticos con cara al 2021.

Y uno de ellos es el hermano del cuestionado Otto Claussen, quien pretende dirigir los destinos -de nuevo ellos- de Guaymas, ignorando si es por mera formalidad de tener ese cargo para protección legal, o seguirle los pasos a su hermano. O quitarle a Otto la inhabilitación.

Justifican el hartazgo en seguridad del puerto guaymense para dar según ellos la pelea, donde la alcaldesa Sara Valle no ha podido controlar ese rubro. Ella también pretende aparecer en las boletas electorales del 2021, reeligiéndose.

¡Pobre Guaymas carajo!

 Horacio Valenzuela, sin escrúpulos, ni miramientos

No quisieron a Horacio Valenzuela Ibarra en el PRI Sonora.

El secretario del Trabajo, fue sugerido para irse al partido, según, por sus oficios en el ramo electoral. Ni él quería irse, ni mucho menos lo aceptaron.

Él no se quiso sacrificar, porque le va muy bien en el cargo que tiene, es una mina de oro para personas de su calaña, sin escrúpulos, ni miramientos. ¡Fuchi! los sueldos en el tricolor.

Pero la verdad es que en el PRI, le sacaron la vuelta, es arcaico y no entiende los nuevos tiempos electorales. Tiene muy mal su chip y es vulgar mapache, de los más jodidos que pueden existir, pues no tiene ni idea de la tecnología. Él fue famoso como roba urnas, y aprovechaba su transitar como procurador de Justicia para espantar ingenuos. Como es

 costumbre, presume del gran poder, que es intocable, porque fue de los primeros en definirse y de entrar a este sexenio. Creemos que son temas que también están pasados de moda y ya no es garantía alguna, al final, si alguien la debe, la tendrá que pagar. Pienso que muchos se irán con la finta, y se llevarán menuda sorpresa.

Su estilo estorba en el tema del Trabajo, y con decirles que estaría mejor Roberto Sánchez Cereso, de la vieja escuela, pero actualizado, tanto así que ya ocupa la Dirección de Defensoría de Oficio en la entidad.

En menudos líos se ha metido el citado Horacio con los temas de la Costa y hasta algunos conflictos ocasionados por sus protegidos y familiares. ¡Les digo!

No sirve ni en el PRI, ni donde está. Luego no digan que no se les dijo.

Ricardo Mazón lanza línea a favor del

 Borrego.

No es ningún secreto que el empresario político en Sonora, Ricardo Mazón Lizárraga más que tener su corazoncito, busca siempre invertir, patrocinar y apoyar a los diferentes pre candidatos a gobernador, quienes son sus amigos.

Como testigo del acontecer político lo hemos visto desde los tiempos de Manlio Fabio Beltrones, quien como coordinador de finanzas lo conocimos en uno de los eventos de proselitismo en Etchojoa-Villa Juárez (inicio de campaña del entonces candidato a gobernador).

En evento rural, destacó por la diferencia de estilo –obvio- vestido con elegante indumentaria y sus clásicos lentes oscuros. Desde ahí lo hemos visto participar en diversas campañas, apadrinando inclusive a políticos en acenso y en cierne.

Fue difícil la decisión de a quién iba a apoyar

 en las pasadas elecciones – para seleccionar al candidato del 2015- porque tenía su corazoncito para ambos lados, dígase la Dama Dorada Claudia Pavlovich y Ernesto Gándara, quienes eran senadores de la República.

No se complicó y fue prudente con el tema, hasta que seleccionó su partido a la hoy gobernadora.

Hoy en día, su preferencia es hacia el Grande de Sonora, Ernesto “Borrego” Gándara, quien cada día avanza rumbo a la candidatura de su partido para buscar convertirse en el principal inquilino del Palacio, donde hoy en día es residente Pavlovich Arellano. Aunque alguno puede pecar de ingenuo, pero se sabe que dos operadores de Mazón, obvio, no se mandan solos, y ya mueven estrategias e inclusive declaraciones a favor del Borrego, me refiero al popular Edmundo “Campita” Campa y recientemente declarando Humberto Robles Pompa, quien

 se abrió de capa con Ernesto, a pesar de sus afectos con su primo Miguel “Potrillo” Pompa, quien intentó inútilmente ser incluido en la jugada de la sucesión para la candidatura a gobernador.

El dirigente de la CNOP Sonora se adelantó a la CTM y otros sectores, quienes se pronunciaban a finales del año, por quién sería el candidato a gobernador, en aquellos típicos y autorizados destapes priistas, autorizados por la Presidencia de la República, presidente del PRI y/o gobernador.

Hoy es evidente, cómo el poderoso empresario político Ricardo Mazón está definido por el que va arriba en las encuestas, y que prácticamente ya tiene esa candidatura a gobernador en la bolsa.

Aunque dirían misa, en el sentido de que Humberto Robles Pompa actuó solo, sin líneas, sin consulta y que se manda solo. Sí como no...

Y que las declaraciones están para enviar el mensaje -eso ya se sabía- que su primo Miguel Pompa, se suma junto con su equipo a impulsar al propio Borrego.

Le apuesto más a que Ricardo Mazón ya está tirando línea.

Gracias siempre.